SALIENDO DE TU ZONA DE CONFORT

La zona de comodidad o de confort está definida por todo aquello a lo que estamos acostumbrados a hacer, pensar o sentir. Es aquello a lo que ya estamos habituados y nos resulta conocido. Aunque recibe este nombre, en realidad no es nada cómoda, pero en ella nos movemos automáticamente y no requiere el esfuerzo de la atención consciente.

Para aprender algo nuevo o cambiar cualquier cosa, es necesario que salgamos de lo conocido y nos aventuremos en lo desconocido. Como cualquier aventura que se emprende en la vida, comporta un cierto riesgo y surge el miedo, ya que nos encontramos en un lugar donde no somos todavía capaces de  manejar la situación.
En un proceso de coaching lo primero que se hace es ver cuál es la situación ideal para ti, lo que te gustaría lograr, sentir, hacer…y donde estas ubicado actualmente.

Luego se trata de ir explorando en cada una de las situaciones que está dentro de tu zona de influencia, que es donde tienes capacidad para hacer algo y observar si, tal vez, te estas moviendo más en tu zona de preocupación, donde no tienes esa capacidad de actuación. Se trata de empezar a ocuparse y dejar de preocuparse.
Cuáles son los recursos con lo que cuentas para afrontar esta aventura y acercarte hacia ese objetivo que te gustaría lograr, ese sería el siguiente paso.
Qué opciones son posibles, ya que siempre hay varias vías de actuación y perspectivas desde donde mirarlo. Cómo afectarán cada una de ellas a tu vida y como afectarán a tú entorno,  sería lo siguiente  a tener en cuenta.
Una vez elegida la opción que más resuene contigo y con tu objetivo entonces adéntrate en esta aventura de autoaprendizaje con entusiasmo y disfruta de la experiencia todo lo que puedas.  Te estás modelando a ti mismo desde la atención y la toma de conciencia, vas a poner en evidencia las trampas del inconsciente y los auto sabotajes que quieren que evites salir de tu zona de comodidad.
Finalmente, verás que salir de la zona de confort  es elegir el camino del aprendizaje y del crecimiento personal. A partir de que vislumbres los hitos , sentirás como el cambio es real y verás que  te estás acercando a la situación ideal que planteaste al inicio del proceso, esa que te parecía más un sueño o un imposible. Ya nunca más valdrán para ti las frases: “La gente no cambia”, “es que yo soy así”, “esto es imposible”.
Si quieres puedes, aunque a veces eso sea lo que más nos limita…el sentir nuestra grandeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario