AFRONTANDO LAS DIFICULTADES

Hay momentos en nuestras vidas en los que nos sentimos muy felices y en los que sentimos que todo está abierto para nosotros, es como si entráramos en una habitación, una enorme habitación llena de felicidad y realización. También existen momentos en los que nos sentimos en callejones sin salida, como si todas las puertas frente a nosotros estuvieran cerradas y todo estuviera saliendo mal.

Cuando nos encontramos ante situaciones difíciles en nuestra vida, lugares en los que nos sentimos completamente bloqueados, nuestro reacción es querer darle la vuelta o

encontrar una vía de escape a esa situación. Lo que no entendemos en esos momentos es que cada desafío aparece para que aprendamos algo nuevo de nosotros, de la vida, de los demás, para
que crezcamos y nos superemos a nosotros mismos. Sólo afrontando un desafío encontraremos las bendiciones.

Ningún reto es igual. Ninguna duda es la misma. Cada desafío es único y perfecto para aprender lo que necesitamos en este momento, lo que nuestro alma necesita ahora, lo que tu vida necesita para crecer y no estancarse. Todos estos desafíos fueron perfectamente creados para darnos la oportunidad de  transformarnos en seres más fuertes, más amorosos, más compasivos, para vivir la vida que realmente deseamos vivir y llegar a ser las personas que queremos ser.

Cuando dejas pasar un desafío el día de hoy, encontrarás otro pronto, pero será uno diferente y habrás perdido una oportunidad de transformarte, de conocerte mejor, de crecer. Cada uno de nosotros tenemos  a lo largo de nuestra vida cierta cantidad de experiencias difíciles, retadoras, desafiantes que debemos experimentar y no es sino hasta después de afrontarlo con valentía cuando sabes que eres más fuerte de lo que pensabas antes de atravesarlo, que tienes mayor capacidad de compasión y amor hacia ti mismo y hacia los demás. Vinimos a este mundo no sólo para caminar alrededor de ese bloqueo y ese desafío, sino para impulsarnos cuando se vuelva difícil.


En un nivel más profundo y global, cada vez que transformamos una situación difícil en una experiencia de superación, damos a otros la misma habilidad, ya que hemos abierto una posibilidad para la humanidad y no sólo para nosotros.

Cuando miremos nuestra vida y nos encontremos con estos retos tenemos que saber que tienen la finalidad de manifestar que somos mucho más de lo que pensamos, que tenemos mucha más fortaleza y capacidad para superar las dificultades que se nos presentan en la vida. Así que no evadas una duda. No evites un reto. No evites una dificultad. Enfréntalos. Tienes la fuerza para poder atravesarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario