¿FELICIDAD O PLENITUD?

“La mayoría de la gente es tan feliz como ha decidido serlo”. Abraham Lincoln.
No es lo que ocurre en nuestras vidas lo que determina la felicidad, es más bien como nos tomamos lo que sucede.Nosotros decidimos como reaccionar ante la vida.

Escucho constantemente a la gente decir “quiero ser feliz”, “muy bien y ¿qué es para ti la felicidad?”

Es fácil decirlo ¿verdad?, pero difícil definirlo.

Nos topamos con el ovillo y tenemos que encontrar la hebra para comenzar a tirar de ella.
“¿Cómo vas a saber si eres feliz, si no sabes definirme que es para ti la felicidad?...”
El lío continúa, la gran mayoría de las personas identifica la felicidad con lograr aquello que no posee en ese momento, ya sea trabajo, pareja, dinero, viajes o satisfacer las carencias que tiene.

Y yo vuelvo a preguntar “… ¿cuantas veces has conseguido algo que deseabas mucho y cuanto tiempo ha durado esa felicidad tan añorada? Poco ¿verdad?...una semana, un mes…”. La insatisfacción esta servida y crearemos la necesidad de desear algo nuevo, que una vez logrado, nos regalará de nuevo un instante de felicidad. Volvemos a engañarnos a nosotros mismos.

La felicidad esta construida de INSTANTES, aunque nuestro ego quiere aferrarse y mantener ese instante para siempre; es como querer agarrar aire con la mano. Esto nos viene ocurriendo una y otra vez, pero no aprendemos y seguimos metidos en nuestro círculo de insatisfacción.

Lo que desconocemos es que en realidad, lo que estamos buscando y ansiamos se llama PLENITUD.

La plenitud, no es algo que puedes obtener o poseer. Es algo que puedes llegar a vivir.
La plenitud es sentirse bien dentro de tu propia piel; vivir de manera congruente con quienes somos realmente.

Cuando vivimos en plenitud, sentimos que vivimos una vida satisfecha y feliz y esto es así incluso cuando las circunstancias que nos rodean sean difíciles y dolorosas.

Utilizaré una metáfora para intentar transmitiros la sensación de este estado de plenitud.

Plenitud es algo así como estar situado en el ojo del huracán, uno esta en paz y en calma consigo mismo, mientras que todo a su alrededor está agitándose, y desde esa paz y esa calma todo lo que ocurre es perfecto.

¿Quién eres?, ¿Qué es realmente importante en tu vida?, ¿Qué te llena?

Ahora reflexiona y valora en que grado estas respetando eso que eres, lo que es importante en tu vida y que distancia existe entre lo que te llena realmente y lo que actualmente vives.

Una vez respondidas, no te quedes en la anécdota, ocúpate de lograr esa plenitud entrando en acción, aunque tal vez prefieras seguir en ese círculo vicioso de insatisfacción e instantes de felicidad.

A veces alcanzar esta plenitud por nosotros mismos resulta complicado, para eso nació el coaching, para entrenarte y acompañarte en el proceso de lograr aquello que deseas llegar a ser y vivir la vida que realmente quieres para ti.

“Tú eres el pincel y las pinturas. Pinta el paraíso y entra en él” Kazantzakis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario