LOS LADRONES DEL TIEMPO

Cuando proyectamos algo y esto tarda en manifestarse podemos revisar si no estaremos siendo saboteados por alguno de los cuatro ladrones del tiempo. ¿Cuáles son?:

El miedo, el rechazo, el querer tener razón y la queja.

- Miedo: paraliza, nos crea estado de tensión, ansiedad y estrés.
- Rechazo: Nos manda mensajes como “no vamos a saber hacerlo”; “no tenemos los elementos”; al final  crea un estado ególatra y terminamos metiéndonos en nosotros mismos.
- Tener la razón: Es muy fácil caer en su trampa y una vez en ella pasaremos el tiempo discutiendo.

- Queja: Cuando hemos vencido el miedo, el rechazo, hemos aguantado la razón del otro, entonces puede aparecer la queja permanente. Esquivaremos la toma de responsabilidad de nuestras acciones y decisiones para ponerlas en otros. Nos posicionamos en el papel de victimas.

Estos son los 4 ladrones y  no sólo de nuestro tiempo, sino también del tiempo de los otros.

Que hacemos cuando somos cautivados por alguno de estos ladronzuelos, pues   paralizar a nuestros “para qué vitales”.

Existe un “para qué” hemos venido a este mundo y  debemos descubrirlo.
A fin de cuentas el tiempo es MÉTODO ¿qué voy hacer? Y ¿cómo lo voy hacer? El porqué va apareciendo en el camino y el para qué es lo que surge.

Siempre que no tengamos un porqué clarificador,  el para qué será negativo.
En el método está el rechazo o la aceptación de las circunstancias.
El porqué no resuelve el tiempo , el para qué si, por lo tanto conociéndolo la gestión de nuestro tiempo debería ser casi perfecta y nos saltaremos a estos cautivadores que nos roban tanto tiempo.

Un “para qué” supone liderar tu vida.
No existen recetas, existen vivencias.
Ahora pregúntate ¿porqué me sucede esto y para qué?

Si nuestro trabajo te parece util, ayudanos a su mantenimiento ingresando en las Publicidades de la página.... Gracias!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario