Creando una mentalidad de prosperidad

“Así como las nubes son la fuente principal de la lluvia, así el control de tus propios pensamientos es la fuente de la prosperidad duradera. Tú eres tu propio amigo o tu propio enemigo. Si no te salvas a ti mismo con pensamientos amables, no hay otro remedio.”
Swami Sivananda
A lo largo de mi vida he aprendido que la creación de una verdadera prosperidad no es sólo cuestión de tener o no dinero. Se trata simplemente de cambiar la forma de pensar y la actitud sobre el dinero. Además la verdadera prosperidad abarca todas las áreas de la vida: finanzas, salud, carrera, relaciones, espiritualidad

¡Ten conciencia de Prosperidad! La conciencia de prosperidad significa que tú debes de alejarte de mirarte a ti mismo y al mundo a tu alrededor de forma carente. Se trata de un “actuar como si”
estuvieras en la posición que quieres y asimismo debes de alimentar a tu dos mentes: consciente e inconsciente con la misma información que le queremos suministrar. Desde esta posición en realidad estas reprogramando tu mente y actuando como si estuvieras viviendo la vida que deseas.

Para tener una mentalidad de prosperidad de forma consciente y poder crear la vida que tú realmente quieres debes vivir desde hoy tu vida de otra forma, para ello sigue los siguientes parámetros:

Vive en el momento presente: Vivir en el momento presente significa vivir en el “ahora”. Para ello debes dejar ir el pasado y dejar de preocuparte por el futuro. La mayoría de la gente usa el pasado como una vara de medir y para evaluar todo lo que ha pasado en su vida y en la de los demás. No importa todo lo que tú estés haciendo en un momento dado, si tus pensamientos están en otra parte (pasado o futuro), no podrás vivir de forma autentica

Concéntrate en lo que tienes: Tener consciencia de prosperidad significa concentrarse en lo que se tiene y no en lo que no tienes. Cambia tu enfoque y ve todo lo que te ha dado la vida hasta ahora y este agradecido por tenerlo.

Concéntrate en lo que quieres: Junto con la tendencia a centrarnos en lo que no tenemos también existe la tendencia a centrarnos en lo que no queremos en nuestra vida. Por ejemplo, el enfoque de la mayoría de las personas está en que no tienen suficiente dinero. De acuerdo con la ley de la atracción, si piensas en todo momento en tus carencias atraerás más carencias a tu vida, por lo tienes que ser muy consciente de en que te estás concentrando en todo momento.

Céntrese en los resultados y en las soluciones: Aquí hay un hecho: “la gente sin éxito encontrara excusas, la gente exitosa creara resultados”. Estar “orientado a los resultados” no significa que no encontraras problemas en la vida. Lo que de verdad significa es que estás dispuesto a dejar de mirar una situación como un problema. Una mente próspera se ve en todas las situaciones como oportunidades para aprender y obtener resultados y soluciones. ¡Qué hacer en cada situación, esperada o no, depende de ti!

Céntrese en la abundancia: Los medios de comunicación y los publicistas nos inundan con el mensaje de que “no tienes lo suficiente”. Toda la publicidad se basa en la premisa de que tú sientes que estás fallando de alguna manera. De alguna forma te sientes pobre: no eres lo suficientemente rico, no eres lo suficientemente inteligente, no eres lo suficientemente delgado o delgada. La verdad es que hay abundancia ilimitada en el mundo. Dinero, comida, oportunidad o lo que desees.

Se agradecido por todo lo que eres, todo lo que haces y todo lo que tienes: Para crear y atraer prosperidad a tu vida, primero debes sentir gratitud y aprecio por todo lo que tú ya tienes en este mismo momento. Incluso si no es mucho, ya sea dinero, una casa, un coche, una relación íntima, es probable que tengas más de lo que tienen la mayoría. Una actitud de gratitud es una forma segura de atraer abundancia a tu vida.

Acepta “lo que eres”: Con el fin de crear un cambio positivo en tu vida y atraer la prosperidad, también debes estar dispuesto a aceptar “lo que eres” ahora mismo. Al hacer esto, difuminas el poder que tienen el pasado en ti y dejas de arrástralo hacia el futuro.

Haz del servicio tu “por qué” en la vida: Si todo lo que haces es sólo para tu desarrollo personal y tu satisfacción, es posible que desees considerar la posibilidad de un cambio a “estar al servicio de”. El servicio no es sólo acerca de tu trabajo o carrera, se trata de tus relaciones personales y profesionales y de cómo tu contribuyes a hacer lo mejor por ello. Al hacer que el servicio a otros sea una parte integral de tu programa de prosperidad consciente, te sorprenderá de cuántas puertas se abrirán para ti.

1 comentario: