Si se puede

Sí se puede cuando estás decidido, cuando comprometes tu voluntad para lograr lo que deseas
alcanzar.

Sí se puede cuando ante cada obstáculo muestras temple y con mayor decisión los empiezas a enfrentar.

Sí se puede si ante cada fracaso buscas reconocer tus propios errores, lo que te permitirá acumular sabiduría y todos tus sueños realizar.

Sí se puede si ante los conflictos mantienes una actitud positiva y, a pesar de las adversidades, tu ánimo no comienza a menguar, así, no habrá cima que no puedas alcanzar.

Sí se puede cuando ante los negativos y escépticos mantienes una sonrisa y la alegría se convierte en tu fiel compañera... siempre amigos podrás cautivar.
Sí se puede, cuando ante la duda y la incertidumbre, tu fé te mantiene firme.

Sí se puede, si tienes el coraje de vivir intensamente y haces de cada día, una fascinante aventura... La muerte, entonces, será una angustia que nunca llegará.

Sí se puede, cuando aprendes a confiar en Dios, dejándole a él los imposibles y entregas tu vida entera a las estrellas por las que quieres luchar... podrás entonces el camino a la plenitud alcanzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario